Las últimas novedades del parricidio de Vicente López

Las últimas novedades del parricidio de Vicente López

Una pericia balística concluyó que el arma con la que fue asesinado el matrimonio Del Rio en Vicente López, pertenecía a las víctimas

Una pericia balística concluyó que el arma con la que fue asesinado el matrimonio Del Rio en agosto pasado en su casona del partido bonaerense de Vicente López, es una pistola 9 milímetros secuestrada en la caja fuerte de la casa del country San Diego de la localidad de Moreno donde las víctimas pasaban el fin de semana, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de una Bersa modelo Mini Thunder hallada el 25 de agosto –mismo día en el que se hallaron los cuerpos-, en esa casa, por lo que ahora los fiscales intentan establecer si Martín Del Rio, el hijo de las víctimas detenido como presunto autor de un doble parricidio, tuvo acceso a esa vivienda en las horas posteriores al doble crimen cometido el día anterior.

Parricidio de Vicente López: el mal momento de la empleada doméstica

De acuerdo a las conclusiones del informe pericial, las dos vainas secuestradas en el marco de la causa "fueron servidas y/o percutidas por la pistola calibre 9 milímetros marca 'Bersa' modelo 'Mini Thunder', número de serie "610104", al igual que los cuatro plomos utilizados para peritar que también fueron "lanzados a través del cañón estriado" de la misma pistola.

El peritaje, realizado por peritos de la Policía Científica bonaerense, fue incorporado el domingo pasado al expediente que tiene a su cargo el equipo de fiscales de Vicente López conformado por Marcela SemeríaMartín Gómez Alejandro Musso, quienes habían solicitado peritar las dos armas incautadas en el marco de la causa (además de la Bersa, una Glock calibre 9 milímetros modelo "19").

Los fiscales pidieron a los expertos en balística que determinen el funcionamiento de las mismas y el cotejo de ambas con las vainas y los proyectiles hallados en la escena del crimen y extraídos en las autopsias de las víctimas.

Los investigadores aseguraron que esa pistola Bersa había sido hallada la misma tarde del 25 de agosto del 2022 en la que fueron encontrados los cadáveres del matrimonio Del Río por una comisión policial que concurrió al country San Diego, en Moreno, a pedido de los fiscales.

Los policías ingresaron a la vivienda con la colaboración de Diego Del Río, el otro hijo de los las víctimas y hermano del imputado, quien además aportó la llave de la caja de seguridad, dentro de la cual fue hallada la pistola.

Para los fiscales, el detenido Martín Del Río fue quien extrajo el arma de la caja de seguridad, para, luego de haber ejecutado el doble parricidio, regresar nuevamente al Barrio San Diego y colocar la pistola homicida en el mismo sector, con el fin de "ocultar sus pasos".

"Tal hallazgo en las particulares condiciones descriptas no hace más que reafirmar la existencia de un plan criminal delicadamente planificado por el imputado Martín del Río para ejecutar el hecho y evitar ser señalado como autor del mismo", explicó la fuente judicial.

La cárcel a la que trasladaron al parricida de Vicente López

EL DOBLE CRIMEN

Del Rio padre y su esposa Alonso aparecieron asesinados -él de tres balazos y ella de uno- el pasado 25 de agosto en el interior de su automóvil en el garaje de su casona de la calle Melo 1101, en el partido bonaerense de Vicente López.

Si bien la empleada María Ninfa "Nina" Aquino fue la primera detenida por el caso, el juez de Garantías 1 de San Isidro, Ricardo Costa, la liberó por falta de pruebas (finalmente la sobreseyó) y el 7 de septiembre los fiscales detuvieron al hijo menor de los fallecidos, Martín, como supuesto autor de un doble parricidio.

En base a prueba fílmica, tecnológica y testimonial recopilada por la fiscalía, el juez Costa dictó la prisión preventiva de Del Rio como autor de un "doble homicidio calificado por alevosía, por el vínculo, por el uso de arma de fuego y por ser criminis causa" (matar para lograr la impunidad), delito que prevé como única pena la prisión perpetua.

Para los fiscales, el móvil fue económico y está vinculado a la frustrada operación inmobiliaria por la cual las víctimas pensaban que ese mismo día iban a mudarse a un lujoso departamento del barrio porteño de Núñez, valuado en más de un millón y medio de dólares, y que Del Rio hijo nunca pudo concretar.

Destacadas de Hoy

POLITICA

ECONOMIA

INFORMACION GENERAL

POLICIALES

EDUCACION