Carne: Gobierno evalúa nuevas medidas y convoca a la cadena de valor

  • En ECONOMIA
  • 23 de Noviembre
  • 0 Lecturas
Carne: Gobierno evalúa nuevas medidas y convoca a la cadena de valor

Buscan alcanzar un acuerdo que quede vigente para todo el año próximo. La discusión, coinciden en el equipo económico, es cómo establecer un esquema que combine aumento de las exportaciones, rentabilidad para el sector y abastecimiento del mercado interno.

Por Florencia Barragan

Terminado el congelamiento exprés de los precios de la carne en supermercados durante el fin de semana largo, el Gobierno evalúa nuevas medidas, ante la fuerte suba registrada en la última semana. En el equipo económico coincidieron en la “preocupación” por estas subas, y en buscar alguna solución, aunque hay diferencias en cuanto a qué medidas tomar. El primer paso será la convocatoria a los distintos actores de la cadena cárnica.

El precio de la carne es un tema sensible para el Gobierno, debido a que consideran que la pérdida de poder adquisitivo fue uno de los motivos detrás de la derrota electoral. En el último año, la carne trepó 75%, entre julio 2020 y 2021. Aplicado el cupo a las exportaciones, los precios se estabilizaron, y en promedio, la carne vacuna bajó 3% en los últimos cuatro meses, según un informe del centro CEPA. Pero, en la última semana, se registraron subas de hasta 15%, que presionan en la inflación de noviembre.

La solución, consideran dentro del Gobierno, es transversal a los ministerios de Agricultura, que encabeza Julián Domínguez, y de Desarrollo Productivo, donde se encuentra Matías Kulfas, y del cual se desprende la Secretaría de Comercio Interior, con Roberto Feletti. Consideran que, con la reunión del jueves pasado en el Palacio de Hacienda, se conformó un gabinete interministerial en los hechos que va a llevar el tema, conformada por Domínguez, Kulfas, Feletti, y el ministro de Economía, Martín Guzmán.

 

En esa reunión hubo coincidencias en cuanto a la “preocupación” por las recientes subas, y acordaron buscar alguna solución. La primera fue congelar los precios de la carne en los supermercados durante el fin de semana largo, y luego proceder en el diálogo con el sector. Este miércoles hay una reunión en la Secretaría de Comercio Interior con los supermercados, frigoríficos, carnicerías y exportadores.

La postura de Feletti es que una de las alternativas podría ser aumentar los derechos de exportación, o avanzar en un fideicomiso de subsidio cruzado, como existe en el mercado del aceite, en donde parte de las ganancias por exportaciones subsidian los precios del mercado interno. Dentro del equipo económico coinciden que las retenciones tienen menos peso debido al alza que tuvieron los productos por la suba exponencial de los precios internacionales de las materias primas.

El Gobierno espera que en los próximos meses continúen las subas del precio del maíz, el trigo, y por ende la carne. Para un sector del Gobierno, las retenciones son un mecanismo para “desacoplar” precios internos de los internacionales. El Ejecutivo cuenta con las facultades de modificar las retenciones en 3% para maíz y trigo. Sin embargo, dudan acerca de si el Gobierno tiene el caudal político para implementar una medida de este tipo, con el antecedente del conflicto por la 125.

Además, en el equipo económico, Kulfas, Guzmán y Domínguez consideran primordial aumentar las exportaciones para que no falten divisas. Por eso el aumento de retenciones ni cerrar más el cupo de exportaciones están hoy en la mesa de Domínguez, que este lunes mantuvo una reunión con su gabinete. Si bien el Ministerio de Agricultura tiene intención de convocar a la cadena cárnica, todavía no hubo ningún llamado, aunque desde el ministerio admiten que el diálogo es “constante”. Durante un acto este fin de semana en El Calafate, Domínguez planteó que hay que aumentar las exportaciones a un millón de toneladas de carne, y defendió a los productores, al asegurar que “no son formadores de precios”, agregó que no buscará “provocar al sector más débil de la cadena”.

La discusión, coinciden en el equipo económico, es como establecer un esquema que combine subas de exportaciones, rentabilidad al sector, y abastecimiento del mercado interno. “Sintonía fina”, describen. Por este motivo, las opciones sobre la mesa que no se descartan es acordar con el consorcio exportador ABC ampliar el abastecimiento del mercado interno para los precios populares que hay de la carne, donde hoy se abastecen 6.000 toneladas. Además, desde Agricultura plantean que no hay que dejar de mirar el mediano y largo plazo, y pensar alternativas de ampliar para la producción, a través del financiamiento o el mejoramiento genético. La idea es buscar un acuerdo que quede vigente para todo 2022, y así dar “previsibilidad” al sector.

FUENTE:  AMBITO.COM

Más publicaciones de ECONOMIA

Destacadas de Hoy

POLITICA

INFORMACION GENERAL

POLICIALES

JUDICIALES

EDUCACION