Investigan el faltante de 600 pastillas de Clonazepam en el hospital de Comodoro Rivadavia

Investigan el faltante de 600 pastillas de Clonazepam en el hospital de Comodoro Rivadavia

"La denuncia fue realizada el viernes por directivos del hospital de Comodoro Rivadavia y el sábado mismo se hizo un allanamiento a la sede de una empresa de transporte", detalló el comisario Pablo Lobos, jefe de la brigada de investigaciones de la Policía del Chubut.

La fiscalía de la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia investiga el faltante de al menos 600 dosis de Clonazepam que figuran en el inventario del área de farmacia de ese centro asistencial pero no se encuentran en stock, y los investigadores no descartan que las pastillas hayan sido volcadas al mercado clandestino.

"La denuncia fue realizada el viernes por directivos del hospital de Comodoro Rivadavia y el sábado mismo se hizo un allanamiento a la sede de una empresa de transporte", detalló el comisario Pablo Lobos, jefe de la brigada de investigaciones de la Policía del Chubut.

La sede de la empresa de logística está ubicada en la calle Biasussi 220 del barrio industrial de esa ciudad, la más poblada del Chubut y cabecera de la cuenca petrolera.

El allanamiento fue dictado por la jueza penal Mariel Suárez, quien dispuso el secuestro de teléfonos del personal y de los archivos de la cámara de seguridad que comenzaron a ser peritados esta mañana.

La denuncia fue realizada por María Cecilia Condori, jefa de enfermería del hospital de Comodoro Rivadavia, tras un arqueo que se hizo en el área de farmacia donde se constató una diferencia entre los remitos del laboratorio proveedor con lo hallado en estanterías.

El Clonazepam es un psicofármaco que actúa sobre el sistema nervioso central, con propiedades ansiolíticas, y según los especialistas su demanda aumentó en el marco del aislamiento que impuso la pandemia de coronavirus que potenció, entre otras, las crisis de ansiedad en las personas.

Su venta tiene el estricto procedimiento de doble receta (una queda archivada) extendida por profesionales de salud mental, por lo que no se descarta que el destino del fármaco faltante haya sido volcado al mercado negro.

Así lo reconoció la jueza Suárez, quien en declaraciones a medios locales aseguró que "los medicamentos pueden tener un destino en el mercado ilegal".

Las hipótesis que manejan los investigadores es que las pastillas "desaparecieron" en el camino entre el laboratorio con sede en Trelew y el hospital de Comodoro Rivadavia, distantes a 500 kilómetros entre sí.

"No descartamos que pueda haber desaparecido en el hospital. Ellos dicen que jamás les llegó lo que partió del laboratorio de Trelew y por eso la jueza interviniente dictó de inmediato el allanamiento de la empresa, pero ese es solo el primer paso", indicaron a Télam fuentes vinculadas con la investigación.

Más publicaciones de JUDICIALES

Destacadas de Hoy

POLITICA

ECONOMIA

INFORMACION GENERAL

POLICIALES

EDUCACION