El transporte es esencial, pero los choferes no son esenciales

El transporte es esencial, pero los choferes no son esenciales

Así tituló su comunicado de prensa la Unión Tranviarios Automotor (UTA) Seccional Catamarca-La Rioja, dirigiéndose ?a la opinión pública y, muy especialmente, a los trabajadores del transporte automotor de pasajeros de nuestra provincia?, en relación ?a nuestra solicitud de vacunación contra el Covid-19, a las autoridades del Gobierno de la Provincia?.

COMUNICADO DE PRENSA

El transporte es “esencial”, pero los choferes “no son esenciales”

Es lamentable tener que advertir tanta incomunicación de un gobierno peronistas con los trabajadores; pero a la vez resulta inconcebible tanta insensibilidad con una de las actividades más vinculadas a los sectores populares de la comunidad como es el transporte público de pasajeros.

 

En colectivo viajan los obreros, los empleados más humildes; los que no tienen ni siquiera una bicicleta para concurrir a sus obligaciones laborales. Sin embargo, para el gobernador Raúl Jalil, los choferes, quienes conducen esos colectivos “no son esenciales”, y -por lo tanto- no merecen ser vacunados contra el Covid-19, un virus que en Catamarca ya se ha cobrado la vida a varios compañeros choferes, y ha afectado a numerosos colegas, tanto en esta Capital como en el interior provincial.

 

Ese es apenas el primer dato, después que –ante nuestro reclamo- el ministro de Seguridad, Dr. Gustavo Aguirre, y la ministra de Salud, Dra. Claudia Paladino, soliciten a la UTA (Unión Tranviarios Automotor) Catamarca un relevamiento pormenorizado sobre los compañeros conductores de todas las empresas de la provincia, que oportunamente elevamos para su consideración.

La respuesta la dio el gobernador Jalil, afirmando que “ya no hay trabajadores esenciales”.

 

Nuestra realidad laboral alcanza a unos 600 trabajadores, aproximadamente, de los cuales actualmente existen varios exceptuados en razón de padecer enfermedades preexistentes o –porque, por sus edades- ya han sido vacunados; pero igualmente contamos todavía con 330 compañeros jóvenes, entre los 20 y 50 años de edad, que están muy lejos de llegar a sus turnos de vacunación.

Cabe acotar que la OMS (Organización Mundial de la Salud) considera que “en el transporte público de pasajeros se registra el mayor índice de contagios”, advirtiendo que “los viajes aumentan las probabilidades de propagar el Covid-19”.

Ante ese panorama, las autoridades sanitarias de la provincia se habían comprometido con nuestro gremio a gestionar la posibilidad de una inoculación destinada a esos compañeros; pero, sin haber tenido la más mínima comunicación, y menos una explicación convincente, debimos enterarnos por los medios de prensa que para el gobernador Jalil “ya no hay trabajadores esenciales”.

 

Frente a tanto ninguneo, la UTA resolvió realizar un paro por tiempo indeterminado “por la falta de vacunación a los compañeros choferes de corta, media y larga distancia”.

Y así llegamos al colmo de la incongruencia oficial y el desatino de una gestión peronista, cuando, mientras que para el gobernador Jalil “ya no somos esenciales”, la Dirección de Inspección Laboral (DIL) por solicitud de la Dirección Provincial de Transporte nos impone la “conciliación obligatoria”, con el argumento de que nuestra actividad es “esencial para el normal funcionamiento y traslado de los pasajeros”.

Y por si faltaran torpezas, la DIL solo intimó a nuestro gremio, pero no comunicó su resolución a las empresas de transporte, ni a los medios de comunicación, lo que motivó la negativa de los empresarios a permitir la salida de sus unidades en medio de una medida de fuerza dispuesta por la UTA.

Como queda evidenciado, una cadena de desaciertos e incomprensibles decisiones oficiales, que ponen en riesgo la sanidad y la tranquilidad ciudadana, en medio del silencio cómplice y negacionista de una CGT Catamarca que mira para el costado y ni siquiera levanta su voz para advertir la equivocación del gobernador Jalil, cuando afirmó que “ya no hay trabajadores esenciales”, pese a que su mismo gobierno considera al transporte de pasajeros como una actividad “esencial”.

 UTA (Unión Tranviarios Automotor) Seccional Catamarca-La Rioja

 

Más publicaciones de INFORMACION GENERAL

Destacadas de Hoy

POLITICA

ECONOMIA

POLICIALES

JUDICIALES

EDUCACION