Jueves, 20 de Julio de 2017
15 de May | 09:05:00 - POLITICA
Baja de Ingresos Brutos: qué podría pasar con los créditos hipotecarios

Se promulgó la ley que trae un alivio impositivo y se espera un abaratamiento de las cuotas, pero los bancos aún no dan definiciones; las rebajas no superarían el 10%

El gobierno de la ciudad de Buenos Aires promulgó el jueves último la ley local que reduce del 7 al 1,5% la tasa de Ingresos Brutos para el caso de préstamos hipotecarios destinados a la compra, construcción o ampliación de vivienda familiar. La medida fue aprobada con la intención de incentivar las operaciones de ese tipo, en un momento en que crece en las entidades la cantidad de consultas, dado el ofrecimiento de créditos que, al tener un ajuste por inflación, permiten reducir el valor de la cuota inicial y, por tanto, también el ingreso mínimo requerido para calificar y obtener el dinero prestado.


Cuando se envió el proyecto a la Legislatura, que aprobó la norma a fines de abril, desde el gobierno porteño se dijo que, por la forma en que se calcula el impuesto, las cuotas deberían bajar entre un 10 y un 15%, tanto en las operaciones crediticias futuras como en las que están ahora en curso de pago.

Sin embargo, por ahora las entidades dicen no tener definido de cuánto será la rebaja. Fuentes de una decena de bancos consultados por LA NACION -entre ellos, Nación, Ciudad, Santander e ICBC- coincidieron en señalar que están analizando en estos días cuál será el porcentaje en que bajarán las cuotas.


Sin definiciones concretas, en el mercado hay quienes calculan que el impacto se traduciría en una baja del valor de las cuotas que rondaría el 10%, sin ir más allá de ese porcentaje. También se señala que, dependiendo de la decisión de cada entidad, se modificaría o no el valor de los montos mensuales para saldar los préstamos ya vigentes. En el Ciudad, por caso, sí afirmaron que aplicarán rebajas en esos casos.

Lo cierto es que la nueva norma no obliga a las entidades a reducir las cuotas, según afirmaron los directivos del sector y según confirmaron en el Banco Central. Pero sí las induce a actuar en ese sentido, como consecuencia lógica del alivio de una carga fiscal que es del banco pero que en la práctica se traslada al precio (en mayor o en menor medida, según la política comercial para cada producto) que, en este caso, es la tasa de interés. Ingresos Brutos es un tributo que pesa sobre los intereses y, en los créditos con actualización por inflación como los nominados en UVA, también sobre los montos que surgen de ese ajuste mensual del valor de las cuotas.

Click Aqui
"Es un impuesto que se traslada al precio y entonces le llega al consumidor, por eso no hay dudas de que tiene que repercutir en una baja del costo de los créditos", afirmó el tributarista César Litvin.

Según explicó un directivo del Banco Nación, Ingresos Brutos está contemplado en la tasa de interés, "donde se incluye el costo del fondeo, porque hay que tomar recursos de un inversor". Una de las cuestiones a analizar en esa entidad, según mencionó, es que se aplica la misma tasa para los créditos en todo el país. Entonces, si la decisión es mantener esa política, la caída del costo de las operaciones crediticias de la ciudad de Buenos Aires sería inferior respecto de la que podría esperarse en caso de aplicarse una baja de tasas exclusivamente para la jurisdicción que ya aprobó el alivio impositivo.

En el mercado hay expectativas por el proyecto que envió la gobernación bonaerense a la legislatura provincial, para reducir la tasa de Ingresos Brutos de la jurisdicción del 8 al 1,5%. De hecho, en dos entidades dijeron que esperarán ahora a ver si hay una pronta aprobación de esa normativa para tomar una decisión sobre sus estrategias.

Sobre el efecto concreto derivado de la medida ya vigente en territorio porteño, al menos en tres bancos (donde aceptaron hablar del tema, pero en off the record) dijeron que los créditos en UVA recientemente lanzados tienen tasas bajas (en algunos casos, se diferencian según se trate o no de personas que cobran el sueldo en la entidad) y argumentan que eso les reduce el margen de acción, con lo que de alguna manera anticipan que la baja podría ser menor a la esperada o, en algún caso, no existir. "Ahora estamos invirtiendo en el producto y por eso hay tasas bajas", dijeron en uno de los bancos, donde señalaron que la baja impositiva evitará subas futuras del interés.

En el gobierno de la ciudad, en tanto, apuestan a que una caída de los costos impositivos ayudará a incentivar los créditos por la reducción de las cuotas. Y sostienen que la mayor cantidad esperada de operaciones más que compensará el efecto fiscal de la ley aprobada, que será una caída de la recaudación de unos $ 160 millones anuales. Según Martín Mura, ministro de Hacienda porteño, al haber más préstamos habrá más recursos públicos para la Ciudad, tanto por Ingresos Brutos y Sellos como por el impacto sobre la recaudación que tendría un repunte en la construcción.


© EDICIONES EL ESQUIUDENSE Catamarca, Argentina | Contacto: elesquiudense@gmail.com - Cel.: +54 383 4017386