Lunes, 29 de Mayo de 2017
20 de Abr | 17:25:00 - POLITICA
El estudio realizado por Tecnología “nos permitirá tener una perspectiva clara en la toma de decisiones”.

“Para introducir cambios, la educación requiere

de datos objetivos y reales”, afirmó Savio


El Decano de la Facultad de Tecnología y Ciencias Aplicadas de la Universidad Nacional de Catamarca, Ing. Carlos Savio, respecto del estudio que arrojó como resultado que el 38% de los estudiantes de esa unidad académica abandona la carrera en los tres primeros años, expresó que “es un trabajo realizado conjuntamente entre las autoridades, directivos, docentes y alumnos, como parte de las estrategias y planificación que hemos diseñado, en el marco de un programa de trabajo amplio y abarcativo que hemos puesto en marcha en la búsqueda de soluciones a las problemáticas que hoy nos plantea el proceso educativo”.
Sostiene que “investigar las causas de estos fenómenos, surge de la necesidad de dar respuestas y encontrar soluciones que contribuyan a mejorar las condiciones y la calidad de los procesos educativos dirigidos a la enseñanza de grado en las universidades públicas”.
Subrayó que “esta evaluación multifactorial que hemos encarado es un sinceramiento, evaluación y entrecruzamiento de datos, cifras y estadísticas que nos permitirá situarnos con realismo y certezas en la posición en la que estamos ubicados y tener una perspectiva clara en la toma de decisiones”.
“Apostamos a la consolidación de las fortalezas y superación de las debilidades, en la convicción de que no se trata solamente de generar microclimas, hay que trazar objetivos superadores y alcanzarlos trabajando con datos objetivos de la realidad”, recalcó.
Savio, puso de relieve que el diagnóstico “constituye un desafío al que muy pocos se atreven, mucho menos hacerlo público, pero resolvimos afrontarlo de cara a la sociedad, con la madurez y la responsabilidad necesaria, convencidos de que el diagnóstico y relevamiento como el que hemos realizado, nos permitirá reforzar las acciones dirigidas a la retención, seguimiento y acompañamiento del ingresante, estableciendo pautas que van desde lo académico a lo emocional, pasando por su actitud vocacional, incluyendo su entorno familiar, abarcando los distintos ciclos de vida del alumno, de tal manera de ir generando las condiciones más propicias y atractivas para su permanencia y continuidad”.
En ese cuadro, señaló que “atento a que el nivel de excelencia académica no está en discusión, pues con orgullo debemos decir que casi todas las carreras han recibido la acreditación de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU), lo cual viene a ratificar las medidas adoptadas tendientes a elevar los estándares de enseñanza, el foco de atención está puesto -principalmente- en el desempeño y desenvolvimiento de los estudiantes”.
Al respecto, consignó que “a partir de las conclusiones del informe, vamos a establecer con la participación de los distintos sectores de la comunidad universitaria pautas de acción e iniciativas complementarias a las que ya habíamos comenzado a implementar, como el sistema de tutorías, premios estímulos, concursos despertando la vocación innovadora, el intercambio con otras universidades del país y del exterior, becas y ayudas económicas”.
Savio, vislumbra que “a la par de la capacitación, actualización e innovación”, la educación en general está necesitando “la aplicación de nuevas y renovadas metodologías en el proceso enseñanza-aprendizaje”. En ese sentido, comentó que desde el Consejo Federal de Decanos de Ingeniería (CONFEDI) “estamos trabajando en la modificación de los estándares para los procesos de acreditación”.
Asimismo, dijo que “el diagnóstico estructurado en la certeza es, justamente, lo que permitirá establecer las bases y pautas de un trabajo sincronizado y coordinado entre todos los actores de la educación en la adopción de medidas y decisiones para comenzar, por encima de la discusión coyuntural, con el debate de los cambios profundos que están necesitando el sistema educativo, y para ello será de importancia contar con los datos precisos como herramienta para afrontar los nuevos desafíos con propuestas y proyectos”.
“La universalización de la enseñanza, la igualdad de oportunidades y la inclusión en la educación comenzará a ser una realidad cuando, dejando de lado prejuicios y pruritos para mantener el statu quo o convencionalismos perniciosos, a partir de parámetros firmes y claros nos enfoquemos en la adopción de acciones generadoras de ideas, programas y proyectos innovadores y creativos, de manera tal que logremos un sistema educativo eficiente y moderno, a la altura de las exigencias que nos presentan los tiempos actuales”, cerró.


© EDICIONES EL ESQUIUDENSE Catamarca, Argentina | Contacto: elesquiudense@gmail.com - Cel.: +54 383 4017386