Lunes, 25 de Enero de 2021
11 de Ene | 11:18:00 - 1
Se está realizando la externalización de los usuarios de salud mental

La Secretaría de Salud Mental y Adicciones, que depende del Ministerio de Salud de la provincia, continúa trabajando en acciones para llevar adelante la externación de los usuarios de la red de salud mental, en el marco de la Ley Nº26.657 reglamentada a través del decreto Nº603/13.

La Ley de Salud Mental, que preveía el cierre de los manicomios para el año 2020, plantea la posibilidad de una internación breve, y en caso de prolongarse, no debe ser por una causa social como, por ejemplo, no contar con una vivienda.

La directora de Atención Integral en Salud Mental, Victoria Bochatey, en diálogo con una radio local, explicó que “venimos trabajando fuertemente con el Hospital de La Merced, que históricamente fue nuestro manicomio, para generar estrategias de externación de los usuarios y poder insertarlos al medio social. Hay mucha gente que hace más de 50 años está internada, por lo cual es muy difícil acompañarlos en la reinserción social porque para ellos esa es su casa”.

Actualmente, está en vías de aprobación el Órgano Revisor, que otras provincias ya existe, y que tiene como función ser el veedor para denunciar estas prácticas, ya que no puede existir ningún manicomio o institución que pueda pensar o funcionar de manera manicomial. “No vamos a negar que una persona que está descompensada necesita una internación para estabilizarse, pero no deberían ser excluidas de la sociedad”, indicó Bochatey.

“Hay personas que llevan tantos años de internación que ya ni siquiera tienen su familia, entonces en articulación con el IPV, se está trabajando en la posibilidad de generar viviendas que tienen una infraestructura especial y, sobre todo, la posibilidad de pensar que no sólo es la vivienda, sino la articulación con salud para el acompañamiento de estos usuarios que requieren distintos tipos de acompañamiento. Parecería que es una problemática solamente de salud mental, cuando en realidad estas personas fueron arrasadas en sus derechos, en el derecho laboral, de una vivienda, a la educación. Se trata de un compromiso entre varios ministerios para restituirlos en sus derechos”, expresó.

Desde la Secretaría de Salud Mental y Adicciones se están implementando equipos de intervención domiciliaria que hacen el seguimiento de los usuarios externados, principalmente para evitar una descompensación, ya que una descompensación lleva a una internación, y se produce una cadena que genera el corte de la familiaridad con la externación.

“Lo que trabajamos con el Hospital de La Merced fue un plan singular para cada usuario, es decir, económicamente cuál es el recurso que requiere, en qué zona se lo va a revincular y con qué instituciones se va a trabajar. Se trata de poder generar una revincularización con la zona de origen”, remarcó la Directora de Atención Integral.

En La Merced hay 16 usuarios que están en vías de externación, pero también los hay distribuidos en instituciones privadas.


© EDICIONES EL ESQUIUDENSE Catamarca, Argentina | Contacto: elesquiudense@gmail.com - Cel.: +54 383 4017386