Jueves, 4 de Junio de 2020
12 de May | 17:23:00 - JUDICIALES
MALVERSACIÓN DE CAUDALES:

Este delito se trata del robo al dinero que le pertenece al Estado, y lo tiene que llevar a cabo una persona que se encargue de su control y cuidado, es decir, alguien que trabaje en el Estado.

Cabe aclarar, que la palabra “caudales” se refiere a cualquier cosa que sea del Estado que tenga un valor económico, desde dinero en efectivo hasta propiedades.

Este delito es un acto de corrupción, una conducta de abuso que está penado en nuestro Código Penal.

Lo que sucede, es que una vez que se descubre que algún funcionario público ha cometido este delito, se rompe la relación de confianza que una autoridad por encima de él le había dado… siempre y cuando esa persona tampoco esté involucrada.

Hoy en día, los argentinos estamos acostumbrados al robo excesivo por parte de las personas que trabajan en el Estado, si bien tenemos un Código Penal a nuestro favor, muchas veces el delincuente vestido de traje y corbata, y aprovechándose de su trabajo, se sale con la suya, favoreciendo su propio bolsillo.

A los funcionarios no les alcanza con recibir un sueldo mensual con una cifra de dinero elevadísima, sino que además tiene el tupé de meterle la mano en el bolsillo a todos los ciudadanos, y riéndose de manera perversa de todos los que pagamos mes a mes los impuestos, que muchas veces son casi inaccesibles.

Esto no es nada nuevo, nada de ésta época, este delito se viene arrastrando año tras año, gobierne quien gobierne, lo único que cambia es la persona que se aprovecha y la persona favorecida, porque la víctima, siempre, es el pueblo.

Ahora bien, si se descubre que algún funcionario cometió este delito, recibirá una pena que va desde un mes de prisión hasta los diez años, y también puede ser inhabilitado para el resto de su vida.

Hugo Lopez Carribero
Abogado Penalista
Tel. 4484-5392
Cel. 15-5483-8464


© EDICIONES EL ESQUIUDENSE Catamarca, Argentina | Contacto: elesquiudense@gmail.com - Cel.: +54 383 4017386