Viernes, 28 de Febrero de 2020
06 de Feb | 19:17:00 - INFORMACION GENERAL
Zoonosis brindó taller informativo sobre animales ponzoñosos a vecinos del sur capitalino

Días atrás, se realizó desde la Dirección de Vectores y Zoonosis del Ministerio de Salud de la provincia, un taller sobre animales ponzoñosos en los barrios Ribera del Valle y Jardín Sussex, en la zona sur de la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca.

El taller, realizado por iniciativa de la Asociación Civil Puentes, se llevó adelante en casa de un vecino y se congregaron unas 20 personas que participaron activamente.
Dicha charla fue brindada por el médico veterinario Julio Medina, quien pertenece a la Dirección de Vectores y Zoonosis y se basó en la prevención de accidentes y primeros auxilios ante la eventual picadura de algún animal ponzoñoso.

La Asociación Civil Puentes nació como iniciativa de un grupo de jóvenes universitarios, con la idea de promover la educación de chicos y jóvenes de bajos recursos a través del fortalecimiento de instituciones educativas. En el 2019 esta asociación firmo un convenio con el Ministerio de Salud y con el Ministerio de Desarrollo Social para acompañar a 180 familias en situación de vulnerabilidad socio económica en 6 barrios de la ciudad Capital de Catamarca.

Medidas de prevención

Desde el Departamento de Zoonosis del Ministerio de Salud, se recomienda conocer las características de los animales, para su correcta identificación, y tomar precauciones para evitar mordeduras y picaduras.

En el caso de la Viuda Negra, tener en cuenta que mide alrededor de 2 o 3 centímetros, es de color negro brillante y posee una mancha roja con forma de reloj en la cara inferior del abdomen.

Se recomienda mantener el hogar limpio, especialmente detrás de cuadros y muebles, y revisar sábanas al acostarse. En caso de picadura poner hielo en la zona afectada, esto ayuda a inactivar el veneno, y acudir inmediatamente al Centro de Salud más cercano.

En cuanto a las víboras peligrosas, la Yarará tiene cuerpo grueso, cuello bien marcado, cabeza triangular con hocico redondeado y ojos con pupilas elípticas verticales. La Yarará chica posee dibujos con forma de trapecio y la Yarará grande dibujos con forma de “C” acostada.

La Coral posee cabeza no muy marcada con hocico obtuso y ojos pequeños poco visibles. Cuerpo largo y delgado con anillos completos de color negro, intercalados con blancos y rojos.

En Catamarca existen varios tipos de escorpiones o alacranes, entre los que se encuentran los del genero Tityus que poseen un pequeño apéndice bajo el aguijón y que sus pinzas o pedipalpos son finos y largos, tienen un cuerpo de 2,5 cm. y una cola de 2,5 cm. de largo aproximadamente.

Los otros escorpiones no tienen ese apéndice bajo el aguijón y sus pinzas son cortas y gruesas, teniendo diferentes medidas, algunos más pequeños que los Tityus y otros más grandes.

Se aconseja colocar rejillas mosquiteras o medias finas en los resumideros y en la ducha. Poner cinta de embalar en las patas de las camas y alejar la cama de las paredes entre 10 a 15 cm. Evitar andar descalzo de noche, en lugares oscuros, sin luz. Revisar el calzado antes de colocárselo. Usar guantes cuando se busque en lugares oscuros o sin visión. Colocar cinta en los portales de toda la casa porque los escorpiones evitan pasar sobre el plástico. Limpiar alrededor de la casa. No juntar cosas que les puedan servir de guarida.

En caso de accidentes poner hielo sobre la picadura; tratar de capturar el alacrán y llevarlo junto con el paciente al hospital o centro de salud más cercano.

Como modo de prevención, se recomienda no introducir manos o pies dentro de cuevas de roedores, grietas de piedras o huecos de árboles. Usar calzado cerrado o de caña alta cuando se transite por el campo, principalmente por montes o sendas poco transitadas. Mantener libre de malezas la zona alrededor de la casa o campamento.

En caso de mordedura NO hacer torniquetes ni ataduras, NO succionar la zona de la mordedura y NO colocar líquidos. Inmovilizar al herido y trasladarlo al Centro de Salud más cercano.

Por último, en caso de accidentes, si es posible y tomando todos los cuidados necesarios, se puede capturar el animal a fin de que los médicos puedan identificarlo. Y tratar de -sobre todo en el caso de las víboras- no destruir la cabeza ya que es una parte fundamental para poder identificar si son venenosas.


© EDICIONES EL ESQUIUDENSE Catamarca, Argentina | Contacto: elesquiudense@gmail.com - Cel.: +54 383 4017386