Miercoles, 11 de Diciembre de 2019
30 de Nov | 15:52:00 - INFORMACION GENERAL
Crecieron 20% las consultas por cáncer de piel: cómo cuidarse del sol

Si bien el protector solar es la herramienta más eficaz para evitar los daños de las radiaciones ultravioletas, existen otros tips para cuidarse del sol, cuya exposición desmedida pueden generar secuelas graves hasta 20 años más tarde.

Un 20% más de consultas por cáncer de piel fueron registradas en 2018 en relación con el año anterior, y la provincia de Buenos Aires es el distrito con mayor cantidad de chequeos por este tipo de afección al representar el 30,6% del total de los pacientes analizados.

Los datos fueron recabados durante la Campaña Nacional de Prevención del Cáncer de Piel, realizada por la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD) en la semana del 19 al 22 de noviembre en hospitales, clínicas y centros médicos de todo el país.

En ese marco, se determinó que en 2018, 64% de los participantes afirmaron protegerse del sol en diversos momentos y de distintas formas, y más del 42% indicaron que lo hicieron con más de un método de prevención como protector solar y reducción a la exposición solar.

En cuanto a las lesiones, desde la SAD informaron que se detectaron en 1.959 participantes, de los cuales el 23,4% de ese total radican en la provincia de Buenos Aires, mientras que no le hallaron lesiones a 6.949 personas que participaron del sondeo.

Con la llegada del verano, es importante extremar los cuidados. "El cáncer de piel es la forma más común de cáncer en los seres humanos. Detectado a tiempo, es curable en la mayoría de los casos", explicó la médica Carla Minaudo.

Y mencionó algunos falsos mitos que confunden: "Uno es el de que a la mujer embarazada le crecen los lunares. Eso es falso", apuntó.

¿Cuándo evitar exponerse al sol?
"Entre las 10 y las 16 horas", señaló a minutouno.com Ana Clara Costa, médica del SAD y coordinadora de la campaña de prevención del cáncer de piel que desarrolló la entidad.

¿Qué protector se debe utilizar?
Existe una variedad enorme de pantallas solares. Las hay en spray, crema, emulsión o en bruma. No importa cuál se elija, lo fundamental es mirar la graduación. Según Costa, se deben aplicar pantallas solares que protejan contra los rayos UVB y UVA mayores a 30. "Los de menor graduación no sirven para nada, son apenas una crema hidratante", aclaró.

¿Los días nublados y cuando se está en la sombra también hay que usar protector solar?
Hay otras maneras de protegerse, dice Costa y enumera: "Cuando se camina en los horarios más críticos, buscar la sombra de un edificio, árbol o la sombrilla si estamos en la playa". Y "no olvidarse de los días nublados, que también hacen daño".

Pero si estamos bajo la sombra, también hay que protegerse porque depende de la superficie. Es decir, "en la playa y bajo la sombrilla, la arena también refleja el sol y podemos quemarnos", explica la dermatóloga. Lo mismo sucede con la nieve. En estos casos es vital el uso del protector solar.

En el interior del mar, el agua al estar en movimiento refleja menos, y el riesgo de quemarse es menor. Lo ideal es el pasto, dice.

¿Cómo cuidarse de los rayos UVB si no se puede comprar un protector solar?
Existen otras formas de cuidarse del daño del sol. Los dermatólogos hacen hincapié en vestir "prendas claras, con mangas largas" y utilizar anteojos con filtros UVB y sombrero.

"La protección solar no es solo con la pantalla solar, sino también evitando la exposición del sol de 10 a 16, utilizando ropa adecuada", señaló a este portal María Cecilia Amadeo, dermatóloga del SAD y puso especial énfasis en alertar a las "personas de tez muy blanca, ojos claros y los pelirrojos, que nosotros llamamos fototipo 1" porque "son los que cuentan con mayor predisposición a tener cáncer de piel".

A su vez, los adultos mayores y los bebés menores de 6 meses no deben exponerse al sol, porque al riesgo de los rayos ultravioleta se suma el peligro de deshidratación.

Y los chicos menores de 6 años no pueden protegerse con protectores solares, por lo que tienen que usar ropa que los cubra y no exponerlos al sol preferentemente.

¿Por qué hay que ponerse protector durante el invierno?
La protección es importante tanto en verano como en invierno porque -detalló Amadeo- hay otras patologías que requieren que las personas eviten la exposición de los rayos ultravioleta en los meses de frío como son la rosácea o el lupus, entre otras tantas. Y también aquellos que tienen antecedentes personales de cáncer de piel.


© EDICIONES EL ESQUIUDENSE Catamarca, Argentina | Contacto: elesquiudense@gmail.com - Cel.: +54 383 4017386