Martes, 22 de Octubre de 2019
16 de Sep | 09:41:00 - INFORMACION GENERAL
El litio, la gran esperanza de la minería argentina

El país es el tercer productor detrás de Australia y Chile. En el norte del país se encuentran las áreas en producción. Una veintena de proyectos mineros esperan aprobación. El mineral es un insumo vital para la industria electrónica.

A unos 300 kilómetros de la capital de Jujuy, en un recóndito lugar de la Puna norteña, se encuentra una de las principales producciones de litio en el país. Se trata del salar de Olaroz, ubicado en el departamento de Susques, donde se encuentra el manto desértico que esconde uno de los minerales más preciados en la actualidad.

Alaroz está en manos de la australiana Orocobre, la japonesaToyota y la nacional Jemse (Jujuy Energía y minería Sociedad del Estado) y su capacidad instalada es de 17.500 t LCE. La otra gran producción nacional está en Catamarca. Allí el proyecto Fénix, operada por la estadounidense Livent Corp (perteneciente a FMC), tiene una capacidad instalada de 22.000 t LCE.

Akros NQN
Las dos minas cuentan con planes de expansión para alcanzar la capacidad instalada de 40 mil t LCE cada una: en el caso de Olaroz se espera llegar a este objetivo en 2020 y en la mina Fénix en 2022.
El interés mundial por este mineral generó una importante desarrollo que ubica al país como el tercer productor mundial, detrás de Australia y de Chile.

En números
23
proyectos de explotación de litio están en carpeta actualmente, todos ubicados entre Jujuy, Salta y Catamarca.
250
millones de dólares es la producción que alcanzó el país en el 2018.
La demanda de litio creció exponencialmente porque se trata de un insumo clave en la fabricación de baterías para la industria electrónica y la telefonía celular.
Según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), las

exportaciones podrían cuadriplicarse en los próximos seis años y aportar el 10% de las divisas que hoy genera el campo y la agroindustria. Del informe se desprende que en la última década se triplicó la producción y en 2018 alcanzó los 250 millones de dólares.

Dato
40.000
toneladas de litio se producen al año en Argentina. La cifra podría llegar a 130.000 en los próximos años.
“Los principales destinos de estos despachos son Estados Unidos, Japón, China y Corea del Sur. Las exportaciones de derivados de litio vienen mostrando un gran desempeño, aumentando un 50% su volumen en la última década (2008-2018)”, indicaron en la BCR.

El boom por el “oro blanco” tiene en carpeta otros 23 proyecto de explotación de litio, todos ellos ubicados entre Jujuy, Salta y Catamarca.
Actualmente hay dos proyectos en etapa de construcción: Cauchari-Olaroz en Jujuy y Centenario-Ratones en Salta.

En 2022 se espera que Argentina cuente con una capacidad instalada cinco veces superior a la actual”.

Informe de la Bolsa de Comercio de Rosario
El primero tiene planificado entrar en operaciones el año próximo con una capacidad instalada de 25.000 t LCE.
Mientras que el proyecto Centenario tiene como objetivo iniciar en 2021 con una capacidad instalada de 20.000 t LCE. Hay otros cinco emprendimientos esperando su factibilidad: Sal de los Ángeles, Sal de Vida, Salar del Rincón, Pastos Grandes y Tres Quebradas.

La principal razón de la expansión del mercado de este material es la tendencia de autos eléctricos que ha provocado un auge en la demanda de litio que se utiliza para sus baterías.
Este material también lo necesitan dispositivos como computadoras portátiles, cámaras, tablets o smartphones.


En los últimos tres años se triplicaron las exportaciones nacionales
Las exportaciones argentinas de litio se triplicaron en la última década, así se desprende del informe de BCR. El año pasado se totalizaron 250 millones de dólares. En el país se producen 40.00 toneladas de litio al año. La proyección, si se concretan los proyectos de inversión es que esa cifra ascienda a 130 mil. Se esperan 1.500 millones de dólares en inversiones para los proyectos que están en carpeta.

En el país el litio se extrae a través de la evaporación de la salmuera en los salares. Es una técnica más económica que extraer el mineral de la roca y a su vez tiene ventajas medioambientales.

Esto puede ser una ventaja competitiva para los salares de la Puna de Jujuy, Salta y Catamarca.

El norte argentino en conjunto con el sur de Bolivia y el norte de Chile conforman el “triángulo” de litio donde las multinacionales pusieron los ojos para invertir en un mineral que se transformará en una materia prima indispensable en la industria electrónica.


© EDICIONES EL ESQUIUDENSE Catamarca, Argentina | Contacto: elesquiudense@gmail.com - Cel.: +54 383 4017386