Viernes, 23 de Agosto de 2019
10 de Jun | 21:10:00 - POLITICA
Colombia se niega a ser parte de "la industria de la muerte" en la que Argentina es pionera

Aunque en Estados Unidos y Argentina es una práctica común (acá en Vaca Muerte) todavía hay países que se niegan a ser parte de la tan criticada industria del fracking, que es una técnica para extraer gas natural de yacimientos no convencionales, pero que según expertos es excesivamente nocivo para la salud y el ambiente. A propósito de la visita de Iván Duque en la la Argentina, el Alto tribunal de ese país le puso freno al futuro del fracking en Colombia " con el fin de que se evalúen las consecuencias negativas que traería la implementación de las técnicas no convencionales de exploración y explotación de hidrocarburos, conocidas como fracking", alegó la justicia.

Mientras el presidente de Colombia Iván Duque se encontraba en la Argentina para reunirse con Mauricio Macri, el Alto Tribunal de su país le bajó el pulgar sobre la polémica y cuestionada industria del fracking, modalidad en la que Argentina, al igual que USA es pionera.

Según sus defensores, el fracking es una técnica que da respuesta a la creciente demanda de energía con recursos más limpios que el carbón. Por su parte, sus detractores lo consideran un grave riesgo para la salud y el medioambiente. Y es allí, donde empieza la guerra y la polémica que tiene años en debate y que Colombia, a pesar de los deseos del Gobierno, prefiere no asumir.

Y es que el Alto Tribunal de Colombia le dio más largas a la decisión sobre el futuro del fracking en Colombia y ordenó crear una nueva comisión de expertos, diferente a la del Gobierno, con el fin de que se evalúen las consecuencias negativas que traería la implementación de las técnicas no convencionales de exploración y explotación de hidrocarburos, conocidas como fracking.

La Universidad Nacional de ese país será la encargada de crear el nuevo grupo de expertos, para lo cual tendrá 15 días y en los 3 meses siguientes deberá entregar un completo informe que responda a las dudas en materia técnica y científica para saber si Colombia está preparada tanto normativa como institucionalmente para esta controvertida tecnología. Solo en ese momento, el Consejo de Estado colombiano podría dar su última palabra.

Colombia está intentando entrar a la conocida también como "industria de la muerte" desde el año 2013, pero desde el lado de la justicia y el gobierno no logran ponerse de acuerdo. Habrá que esperar hasta el próximo 19 y 29 de julio, fechas en las que fueron programadas las audiencias y en las que se presentarán las pruebas y recepción testimonial. Por ahora, el futuro del fracking en el país sigue siendo incierto.

¿Qué es el fracking y por qué genera tantas protestas?

La extracción de gas de esquisto mediante fracturación hidráulica ya ha tenido un fuerte impacto en Estados Unidos, a tal punto que este país podría lograr autosuficiencia energética en 2035, según la Agencia Internacional de Energía.

Pero el fracking sigue generando protestas no sólo en EE.UU. sino en otras naciones como el Reino Unido y por supuesto en Argentina. Además, está prohibido en Francia y en el propio estado de Nueva York.

Hasta hace unos años, Argentina podía obtener de su propio suelo los hidrocarburos que necesitaba para abastecer su matriz energética, dependiente en un 52% del gas y en un 35% del petróleo, según el Instituto Argentino del Petróleo y del Gas (IAPG).

Pero las reservas de combustible empezaron a agotarse y a partir de 2010 el país debió empezar a importarlo, algo que consumió cerca del 10% del presupuesto nacional y representó uno de los principales gastos del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Argentina es actualmente el único en América Latina que ya explota el combustible no convencional. Desde 2010, se perforaron al menos 100 pozos usando fracking, la mayoría de ellos pertenecientes a YPF.


La principal riqueza argentina está en una formación rocosa a 3.000 metros de profundidad llamada Vaca Muerta, que ocupa casi toda la provincia patagónica de Neuquén. Allí, en un área de 400 kilómetros cuadrados, se concentra la explotación de no convencionales de Argentina.

¿Qué es?

La fracturación hidráulica o fracking es una técnica que permite extraer el llamado gas de esquisto, un tipo de hidrocarburo no convencional que se encuentra literalmente atrapado en capas de roca, a gran profundidad.

Luego de perforar hasta alcanzar la roca de esquisto, se inyectan a alta presión grandes cantidades de agua con aditivos químicos y arena para fracturar la roca y liberar el gas, metano. Cuando el gas comienza a fluir de regreso lo hace con parte del fluido inyectado a alta presión.

La fracturación hidráulica no es nueva. En el Reino Unido se utiliza para explotar hidrocarburos convencionales desde la década del 50. Pero sólo recientemente el avance de la tecnología y la perforación horizontal permitió la expansión a gran escala del fracking, especialmente en EE.UU., para explotar hidrocarburos no convencionales.


¿Cuál es la diferencia entre hidrocarburos convencionales y no convencionales?

En el caso de los hidrocarburos convencionales, "el gas ha migrado desde la roca madre a una trampa petrolífera y una vez perforada esa trampa los hidrocarburos salen a la superficie porque están a presión".

"Ésta es la situación normal que hay en el Golfo de México, Venezuela y el Mar del Norte", explicó un experto a BBC mundo.

Pero en el caso de los hidrocarburos no convencionales como el gas de esquisto, el gas no ha migrado a un reservorio y para extraerlo es necesario fracturar la roca.

"La técnica de fracking lo que hace es introducir en la roca madre agua a alta presión junto con aditivos químicos para fracturar la roca. Es el mismo gas, lo que pasa es que el convencional no ha migrado", aclaró.

¿Cuáles son los riesgos?

Los detractores del fracking apuntan entre sus principales riesgos la posible contaminación del agua tanto por aditivos químicos como por fugas de metano, el gas que se extrae de la roca de esquisto, y la ocurrencia de sismos.

En su informe de 2012, la Academia de Ciencias del Reino Unido, la Royal Society, señaló que los riesgos para la salud, la seguridad y el medio ambiente "pueden ser manejados en forma efectiva en el Reino Unido siempre y cuando se implementen las mejores prácticas operacionales, que deben ser aplicadas y monitoreadas", según explicó a BBC Mundo uno de los autores del informe.

El informe señala que la explotación de hidrocarburos convencionales también conlleva riesgos. También destaca que la primera porción del entubamiento en el caso del fracking debe estar recubierta de una triple capa de acero y cemento para proteger los acuíferos, más superficiales que la capa de roca de esquisto.

¿Qué aditivos químicos se usan?


En países como el Reino Unido y España, las compañías están obligadas a divulgar la lista de aditivos químicos que utilizan.

En Estados Unidos, en cambio, cada estado decide si las empresas deben hacer pública esa información, aunque la industria estableció una base de datos de carácter voluntario en el sitio Fracfocus.

Uno de los principales problemas apuntados por los críticos es qué sucede con las llamadas aguas residuales.

Una vez que comienza a fluir el gas, entre el 25% y el 75% del fluido de fracturación con aditivos que fue inyectado a alta presión vuelve a la superficie, según señaló el año pasado en su informe sobre fracking la Royal Society.

Uno de los problemas más delicados es cómo almacenar o disponer de esas aguas residuales, también llamadas aguas de reflujo.

"La toxicidad potencial de las aguas residuales es difícil de evaluar debido a que muchos aditivos químicos usados en el fluido de fracturación hidráulica son secreto comercial no divulgado", dijo a BBC Mundo Trevor Penning, jefe del centro de toxicología de la Universidad de Pensilvania.

¿Quiénes se benefician actualmente con el fracking?

La Administración de Información Energética de Estados Unidos, Energy Information Administration, EIA, publicó la estimación más utilizada por analistas de los recursos técnicamente recuperables de gas de esquisto a nivel mundial.

Países como China, Argentina, México y Argelia poseen recursos considerables, pero por el momento Estados Unidos, con su vasta industria petrolera, cuenta no sólo con más de una década de experiencia en fracking para hidrocarburos no convencionales sino con prácticamente un monopolio en el dominio de la tecnología.

En el caso de América Latina, donde varios países han firmado acuerdos con empresas estadounidenses para explotación de hidrocarburos, grupos ambientalistas expresaron preocupación por el posible uso e impacto de la fracturación hidráulica.

"A mí lo que me preocupa en Sudamérica es que haya determinadas empresas multinacionales que aprovechándose de la falta de poderío de la administración hagan explotación afectando el medio ambiente", dijo a BBC Mundo un experto en la materia.


© EDICIONES EL ESQUIUDENSE Catamarca, Argentina | Contacto: elesquiudense@gmail.com - Cel.: +54 383 4017386