Miercoles, 16 de Enero de 2019
09 de Ene | 19:58:00 - INFORMACION GENERAL
Accidentes por animales ponzoñosos

En temporada estival y, en distintos puntos de la provincia, se incrementan las consultas que refieren a accidentes provocados por animales ponzoñosos. La directora del Área Programática N°7, Dra. Verónica Agüero, relató lo sucedido con los pacientes que sufrieron este tipo de accidente en las últimas semanas en la localidad de Icaño.

Al respecto, la Dra. Agüero, explicó que “en el mes de diciembre hemos tenido en nuestra Área tres accidentes, 2 por mordeduras de ofidios y uno por picadura de araña latrodectus y, por pericia de los profesionales, por tener los insumos necesarios y por la rápida atención, es que se resolvieron con éxito”.

“Para destacar dos casos, en Icaño tuvimos una paciente de 21 años con accidente por yarará. Este cuadro se resolvió inmediatamente con la colocación de los antisueros en el mismo Hospital y no hubo necesidad de derivación. Lo mismo, con una paciente de 14 años oriunda de la localidad de San Antonio, que fue picada por una viuda negra, y asistida por la médica de guardia en ese momento. También el cuadro se pudo resolver de manera inmediata con la colocación del antisuero, que es lo que se debe hacer en estos casos y con lo que contamos en todos los hospitales del Área Programática”, relató la Directora del Área N°7.

Medidas de prevención

Desde el Departamento de Zoonosis del Ministerio de Salud se recomienda conocer las características de los animales, para su correcta identificación, y tomar precauciones para evitar mordeduras y picaduras.

En el caso de la Viuda Negra, tener en cuenta que mide alrededor de 2 o 3 centímetros, es de color negro brillante con mancha rojas en el abdomen, y posee una mancha roja con forma de reloj en la cara inferior del abdomen.

Se recomienda mantener el hogar limpio, especialmente detrás de cuadros y muebles, y revisar sábanas al acostarse. En caso de picadura poner hielo en la zona afectada, esto ayuda a inactivar el veneno, y acudir inmediatamente al Centro de Salud más cercano.

En cuanto a las víboras peligrosas, la Yarará tiene cuerpo grueso, cuello bien marcado, cabeza triangular con hocico redondeado y ojos con pupilas elípticas verticales. La Yarará chica posee dibujos con forma de trapecio y la Yarará grande dibujos con forma de “C” acostada.

La Coral posee cabeza no muy marcada con hocico obtuso y ojos pequeños poco visibles. Cuerpo largo y delgado con anillos completos de color negro, intercalados con blancos y rojos.

Como modo de prevención, se recomienda no introducir manos o pies dentro de cuevas de roedores, grietas de piedras o huecos de árboles. Usar calzado cerrado o de caña alta cuando se transite por el campo, principalmente por montes o sendas poco transitadas. Mantener libre de malezas la zona alrededor de la casa o campamento. En caso de mordedura NO hacer torniquetes ni ataduras, NO succionar la zona de la mordedura y NO colocar líquidos. Inmovilizar al herido y trasladarlo al Centro de Salud más cercano.

Por último, la directora de Zoonosis, Med. Vet. Constanza Martínez, hizo hincapié en que “en caso de accidentes, si es posible, capturar el animal para que los médicos puedan identificarlo. Y tratar de no destruirlo, sobre todo en el caso de las víboras, donde casi siempre se destruye la cabeza que es fundamental para poder identificar si son venenosas”.


© EDICIONES EL ESQUIUDENSE Catamarca, Argentina | Contacto: elesquiudense@gmail.com - Cel.: +54 383 4017386