Lunes, 21 de Mayo de 2018
08 de May | 00:08:00 - POLITICA
Lucía participó del Primer Congreso sobre Trata de Personas

Este lunes se llevó a cabo el Primer Congreso sobre Trata de Personas, una jornada de trabajo que se realizó en el Predio Ferial y contó con la presencia de la Gobernadora Lucía Corpacci, mientras que las disertaciones estuvieron a cargo de la Senadora Nacional, Inés Blas; la Concejal por Valle Viejo, Verónica Díaz; la Concejal por la Capital, Antonella Di Cesare; y la Coordinadora del programa Anti Impunidad, Laura Romero.

Asimismo, a través de un video se escucharon las palabras del titular de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX), Dr. Marcelo Colombo.

La Trata de Personas, conforme a las leyes nacionales 26.364 y 26.842, es un delito que atenta contra los derechos humanos. Es un problema viejo con nombre nuevo, denominado la esclavitud del siglo XXI.

La jornada también contó con la presencia de una sobreviviente de las redes de trata, Sonia Sánchez, autora del libro “Ninguna mujer nace para puta”, mujer feminista y abolicionista que expuso su vivencia y expresó: “estoy segura que si hubiera tenido una profesora o un profesor que me diera las herramientas para cuidarme, no hubiera sido la puta de todas y de todos”.

A su vez, agregó; “La prostitución no es un trabajo, es la violación de los derechos económicos, sociales, culturales, políticos y civiles de una persona. Por eso los invito para que podamos construir una sociedad libre de violencia para las mujeres, las mujeres y hombres trans, niñas, niños y adolescentes que estamos padeciéndola”.

Por su parte, el ministro de Gobierno, Marcelo Rivera, manifestó que “la reflexión debe marcarnos una senda de trabajo y compromiso contra este flagelo que castiga al mundo, del cual no estamos ajenos, porque nos coarta la libertad y son los docentes que conviven con niñas, niños y adolescentes, y deben saber leer el lenguaje corporal y los mensajes de abusos. Los esfuerzos se tienen que re generalizar con las provincias vecinas porque en forma aislada quizás no se consigan los resultados que pretendemos a través de la programación de un trabajo regional”.

Del Congreso también participaron el Vicegobernador, Jorge Sola Jais; el Intendente de la Capital, Raúl Jalil; el vicepresidente de la Cámara de Diputados, Armando López Rodríguez; el Subsecretario de Asuntos Institucionales, Marcelo Cordero; el Director de Derechos Humanos, Hernán Vaca Velardez, entre otras autoridades del Poder Ejecutivo.

Cabe destacar que la iniciativa fue impulsada desde el programa Anti Impunidad, dependiente de la Dirección de Derechos Humanos, del Ministerio de Gobierno y Justicia, que trabaja en forma coordinada con la División de Trata de Personas de la Policía de la provincia junto con la Justicia Federal y la Policía Federal.

Existe una línea gratuita y anónima para denunciar casos de trata con fines de explotación sexual o laboral. La campaña es: “Si algo te hace dudar, no dudes, llamá y denunciá”. La línea lleva el número 145.

La jefa de Estado destacó el valor de la iniciativa, y la importancia de hablar públicamente, ya que “lo peor que podemos hacer cuando tenemos un problema es mirar para otro lado”.

Lucía consideró importante la presencia de docentes, pero aclaró que no intención del Gobierno trasladarles a ellos “el peso de una problemática tan grande como es la trata de personas”, pero sí plantear el tema con altura en las escuelas.

La Gobernadora recordó que aunque la trata de personas se asocia automáticamente con la prostitución, esa es apenas una expresión entre muchas otras modalidades, como los talleres clandestinos y el aprovechamiento del estado de vulnerabilidad de las personas más desprotegidos.

Señaló la gravedad de los abusos que afectan tanto a mujeres como a niños y niñas, en una actividad que calificó como “denigrante”, por lo que interpretó que no se debe negar esta realidad “por dolorosa que sea”.

Observó también que a veces es la propia familia la que por necesidades económicas empuja a un integrante a la prostitución: “yo no tengo que juzgar a nadie, siempre he respetado las decisiones personales, pero cuando son decisiones personales, no cuando no hay opción más que dedicarse a esa tarea”.

“Tenemos que saber lo esclavizante que es, tenemos que saber que se pierde respeto, que se pierde dignidad, que cuando una persona pasa a ser objeto pierde la esencia misma de aquello para la que fuimos creados”, señaló.

Destacó finalmente la importancia de dar a conocer que hay lugares donde se puede solicitar asistencia ante casos delicados, ya que “siempre es bueno involucrarse, porque lo peor que podemos hacer es ser indiferentes con lo que les pasa al otro”.


© EDICIONES EL ESQUIUDENSE Catamarca, Argentina | Contacto: elesquiudense@gmail.com - Cel.: +54 383 4017386