Jueves, 13 de Diciembre de 2018
13 de Abr | 18:21:00 - POLITICA
Se plantó ante un colectivero que no la quiso dejar subir y la foto se hizo viral

La mujer se paró frente a la unidad de la línea 150 bajo la lluvia y no permitía que avance. Luego de unos minutos, el chofer le abrió la puerta y la dejó subir.

La imagen de una mujer parada con su paraguas en plena calle frente a un colectivo que no le abría la puerta para dejarla subir ocurrió días atrás y se viralizó esta semana. Un hombre que pasó por allí y captó el momento utilizó las redes sociales para contar lo sucedido.

“Viernes lluvioso a la tarde en las calles Corrientes y Rodríguez Peña. El interno 4005 de la línea 150 no le quiere abrir la puerta a la chica de la foto, esta se pone adelante del colectivo y el colectivero le tira el colectivo encima”, inicia el texto que compartió en su perfil de Facebook, el usuario Claudio Sabedios.



Indignado por el hecho, el hombre llamó a la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) para denunciar el hecho y, como respuesta, le dijeron que debía comunicarse directamente con la empresa de colectivos involucrada.

Al escuchar esto del otro lado del teléfono, optó por hacer público el episodio y la imagen se volvió viral.



A continuación, el posteo completo:

Viernes lluvioso a la tarde en las calles Corrientes y Rodríguez Peña. El interno 4005 de la línea 150 no le quiere abrir la puerta a la chica de la foto, esta se pone adelante del colectivo y el colectivero le tira el colectivo encima. La flaca con unos ovarios gigantes lejos de recular se queda adelante como 10 minutos hasta que llega un policía y obliga al colectivero a que le abra la puerta.

Cuando llego a mi trabajo llamo a la CNRT para hacer la denuncia de lo ocurrido y la telefonista me dice que desde abril por la aplicación de un decreto del año ‘91 ahora hay que hacer la denuncia en la empresa del colectivo y que la CNRT funcionaría como una segunda instancia.

Ante esta respuesta le pregunto que cómo voy a hacer la denuncia ante la misma empresa que yo quiero denunciar y si realmente no le parecía ridícula la situación que me planteaba. Su respuesta fue “que tengas buenas tardes” y me cortó, razón por la cual ante un estado inexistente que no ejerce su poder de control para proteger mínimamente a sus ciudadanos (pero sí a las empresas) no me queda otra que denunciarlo y escracharlo por acá y de paso sacarme un poco la bronca.


© EDICIONES EL ESQUIUDENSE Catamarca, Argentina | Contacto: elesquiudense@gmail.com - Cel.: +54 383 4017386