Martes, 13 de Noviembre de 2018
13 de Abr | 00:20:00 - POLITICA
Margarita Stolbizer: "Cuando denuncio a Cristina me invitan 10 veces por semana a TN"

Ramón Indart



La dirigente de GEN criticó que la ubiquen como "denunciadora" y planteó que los medios "hace tres meses que no me llaman porque estoy con otros temas". Qué piensa de las reuniones de Massa con Pichetto y Randazzo.


Margarita Stolbizer ve la coyuntura de otra manera desde que no está en el día a día del Congreso. La diputada nacional por el GEN (con mandato cumplido) analizó la gestión de Cambiemos en diálogo con Perfil, se quejó del título de "denunciadora" que tuvo en los últimos meses y se refirió a su alianza electoral con Sergio Massa. ¿Hacia dónde va su espacio? ¿Qué temas preocupan a la dirigente?

-Perfil.com: Ya no es más diputada. ¿Cambia la visión de la política y la realidad fuera de la agenda diaria?
-Stolbizer: Si, claro. Al tomar distancia del microclima del Congreso, uno tiene una perspectiva distinta. La gente ve a los políticos más preocupados en problemas que no son los de la vida cotidiana. La política no puede resolver problemas de la gente y eso es terrible. A veces ni siquiera figura en la prioridad de la agenda. La población quiere las cosas sencillas: educación, salud y andar tranquilos por la calle. Pero cuando uno escucha el discurso de la política, va por otros carriles y no por donde la gente nos pide.

-¿Con qué asuntos está ahora?
-El tema de las tarifas. La gente está preocupada por eso y no logramos ninguna reacción. El ministro de Energía (Juan José Aranguren) dice que tiene la plata afuera porque no confía en el país pero nos explica que hay que pagar los tarifazos. A eso sumale los aumentos de combustibles. Recién estaba en contacto con una concejal nuestra de Olavarria. Ella quería tratar la eliminación del IVA en las tarifas. En ese momento me escribe y me dice "el PJ local presentó un proyecto para que Diputados rechace la intervención del partido". ¡Y no dijeron nada de tarifas! Se quita la atención pública.

-¿Usted no hace una autocrítica al respecto? En los últimos años su principal rol fue en las causas de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.
-Mi problema es que yo hice denuncias, pero no tantas como parece. Me ubicaron como denunciadora y no es así. Lo hice cuando vi que había delitos y pruebas. Al mismo tiempo presenté proyectos para eliminar el IVA de las tarifas, la participación de los trabajadores en las ganancias de las empresas. Mi vida política no pasaba por las denuncias, era un aspecto mínimo. El problema es como las cosas trascienden y que eligen los medios de comunicación. Cuando denuncio a Cristina me invitan 10 veces por semana a TN. Ahora hace tres meses que no lo hacen, porque presento otros tipos de proyecto que no interesan. Con esos temas no logras salir en ningún lugar. De todo lo que uno hace son pocas cosas las que tienen impacto, como es lo de Cristina. Pero con los otros asuntos no lográs que nadie se entere de lo que no es quilombo. Entonces cuando me peleo con Cristina, alimenta mucho.

-¿Cómo está hoy su alianza con Sergio Massa ahora que comenzó con reuniones con sectores del PJ como Miguel Pichetto y Florencio Randazzo?
-Diferenciemos. El acuerdo electoral con 1País fue eso, un acuerdo electoral del 2017. Las alianzas por definición se hacen con fines electorales. Pero yo sigo en contacto permanente con Massa y las cosas las hacemos en acuerdo y nos consultamos. Me parece perfecto que se reúna con todos. No tengo un matrimonio cerrado con Massa para el año que viene. No se donde vamos a estar en un año. Es lo mismo que Massa no puede decir nada cuando yo me reúno con Martín Lousteau, Miguel Lifschitz y Ricardo Alfonsin. Ojalá podamos armar algo el año que viene. Yo tengo confianza que no se reúne con los kirchneristas, no va a terminar con una alianza con Máximo. Le creo cuando dice que quiere un frente político amplio y lo hace desde su convicción peronista. Siempre digo que hay que bajar la ansiedad electoral. Entre tanto, todos conversan con todos. Yo converso con mis afines que son los socialistas.

-¿Hay un trabajo conjunto con Lousteau, Lifchitz y Alfonsín?
-Nos juntamos en el verano los cuatro. Con Lifchitz tengo muchas reuniones, ya tuve acuerdos electorales anteriores con él. Vamos a ir a apoyar la reforma electoral en Santa Fe. Con Lousteau vengo trabajando temas de criticas a las contrataciones que él tiene estudiadas en la Ciudad y yo a nivel nacional. Algo que marca el gobierno de Mauricio Macri son las desprolijidades en la Ciudad, que se trasladaron a la Nación de la misma manera. Pero son temas puntuales. No hablamos de acuerdos electorales, sino que cada uno contó que mirada teníamos. Ellos tienen sus limites partidarios.

-¿Cómo ve la gestión de Macri luego de dos años en el poder?
-Tengo cada vez mas preocupación porque se sienten como los anteriores, cada vez que ganan elecciones son más fuertes y más atropellan. Con el kirchnerismo pasó así. Cuando Néstor ganó la primera elección confiamos en él y hasta había foto con Carrió en la primera etapa. A medida que se hicieron fuertes atropellaron a todos. Estos (Cambiemos), con solo dos elecciones fijate como atropellan: con despidos, persecución de la gente, aumentos. Y no nos olvidemos de los negocios. Fijate como avanzaron en los negocios propios. Yo el primer año apoyé muchas medidas que pedía el Presidente y la gobernadora María Eugenia Vidal. Pero uno ve que hay poco esfuerzo años para aumentar la transparencia. A veces da la impresión que se nos ríen en la cara.


© EDICIONES EL ESQUIUDENSE Catamarca, Argentina | Contacto: elesquiudense@gmail.com - Cel.: +54 383 4017386