Jueves, 14 de Diciembre de 2017
04 de Dic | 17:09:00 - POLITICA
EE.UU. y Corea del Sur iniciaron los ejercicios militares más grandes de la historia

Durante cinco días desplegarán una fuerza militar compuesta por más de 200 aviones de guerra y miles de soldados. Desde Corea del Norte dicen que es una provocación más

COREA DEL SUR (Redacción) - A días de que Corea del Norte realizara su última prueba con misiles intercontinentales, Estados Unidos y Corea del Sur iniciaron hoy el despliegue de los ejercicios militares más importantes en la historia de la región y en los que se prevé la participación de más de doscientos aviones de combate, navíos de guerra e infantería.

Este ejercicio, bautizado como "Vigilant Ace" (Aces de la vigilancia) se extenderá por cinco días y, según fuentes militares, contará con la participación de más de 230 aviones de combate, entre ellos varios jets con capacidad furtiva del tipo F-35, como así también con unos 12.000 soldados. Las maniobras, que culminarán el viernes, "reforzarán la disponibilidad" de ambos países aliados y comenzaron en medio de las amenazas que expresó hoy mismo el régimen de Pyongyang.

"Los Estados Unidos y las fuerzas títeres de Corea del Sur son tan estúpidos como para andar jugando a lo loco con semejantes cazabombarderos furtivos", denunció hoy el gobierno norcoreano en su diario oficial, el Rodong Sinmun. "Unas maniobras de esta naturaleza son una peligrosa provocación que está arrastrando la tensa situación en la península coreana al borde de una guerra nuclear", añadió el diario, al tiempo que consideró a los ejercicios como un ensayo para invadir su territorio.



En tanto, del otro lado de la frontera, los Medios surcoreanos insistieron en que el ejercicio bilateral implica un despliegue inédito en la península coreana en cuanto a activos movilizados, aunque la Séptima Fuerza Aérea estadounidense intentó minimizar este dato al afirmar en un comunicado que las fuerzas desplegadas hoy "son comparables en escala a previas ediciones de 'Vigilant Ace'".

Aunque el ejercicio tiene una frecuencia anual y estaba ya planeado antes de que Corea del Norte realizara el miércoles pasado su último ensayo de misiles balísticos, el operativo sirve de contundente respuesta ante al lanzamiento del misil balístico intercontinental (ICBM). Las continuas pruebas de armas de Corea del Norte, unidas al tono belicista usado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y a los despliegues militares cada vez más enérgicos de Washington en la península, incrementan la tensión regional hasta niveles inéditos desde el final de la Guerra de Corea (1950-1953).


© EDICIONES EL ESQUIUDENSE Catamarca, Argentina | Contacto: elesquiudense@gmail.com - Cel.: +54 383 4017386