Jueves, 14 de Diciembre de 2017
06 de Oct | 08:22:00 - POLITICA
Alarma mundial: la ineficacia de Argentina la pone cada vez más lejos de Rusia

Argentina empató 0-0 con Perú y llega a la última fecha de las Eliminatorias Sudamericanas fuera del Repechaje, aunque aún sigue dependiendo de sí misma.

En una Bombonera repleta, la selección que dirige Jorge Sampaoli volvió a pecar de los mismos errores, o ineficacia, que contra Venezuela y el punto la deja sexta, a un punto de Perú y dos de Colombia, que la próxima fecha se enfrentan en Lima.

Argentina salió decidida a llevarse el triunfo y llevó el juego al campo peruano. Con más entusiasmo que sociedades futbolísticas, logró llevar peligro al arco rival en varias ocasiones. El empuje de Javier Mascherano, quien resultó el mejor socio de Lionel Messi, el fútbol del capitán y no mucho más, bastó para que el local sea superior y mereciera el triunfo.

Intentando siempre por afuera, con Ángel Di María por derecha y Alejandro Gómez junto a Marcos Acuña por izquierda, logró las primeras llegadas. Como el desborde de Gabriel Mercado por derecha que envió un centro que no llegó a conectar por centímetros, Darío Benedetto. A los 13, una jugada preparada desde un córner donde "Fideo" habilitó a Messi en el centro del área, pero el remate de éste dio increíblemente en un defensor y salió muy cerca del travesaño.

Argentina era dueña absoluta del encuentro en cuanto a posesión y posición mientras que Perú esperaba agazapado con una línea de cuatro defensores, dos mediocampistas de recuperación bien cerca, tres delante de ellos y el capitán Paolo Guerrero sólo arriba. Pero por el sector izquierdo avisaba y pretendía lastimar por medio de Miguel Trauco y Edison Flores.

En ese dominio, Messi recuperó una pelota en mitad de cancha y velozmente se lanzó hacia el área, pero fue interceptado con lo justo por el defensor Alberto Rodríguez que le pellizcó la pelota. Benedetto la capturó, Miguel Araujo lo trabó y Di María, sólo dentro del área pateó por arriba del travesaño.

Luego de los 20 minutos iniciales, Di María no pesó tanto en el juego y Argentina volcó el juego hacia la izquierda, donde Ever Banega no pudo nunca conectarse en el circuito, pero la desfachatez de "Papu" Gómez llevaba un poco de aire e ilusión al equipo. Fue así como el capitán de Atalanta encontró en una corrida por ese sector una chance clara de gol, que Pedro Gallese, en un anticipo de lo que sería su partido, envió al córner.

Al minuto, llegó la única situación de Perú en todo el primer tiempo. Y fue muy clara. Trauco desbordó por izquierda y envió el centro para que Jefferson Farfán, en el área chica a la altura del primer palo, increíblemente malograra la oportunidad.

Argentina no se amilanó y siguió intentando. Esta vez con Lucas Biglia, quien habilitó a Messi por el centro del campo para que el capitán se sacara a su marca de encima (de derecha hacia el centro como más le gusta) y rematara a milímetros del palo derecho de Gallese.

A esta altura el recuerdo de los goles errados ante Venezuela la fecha pasada cada vez pesaba más en la atmósfera de la Bombonera. Sobre todo cuando Benedetto, el más mimado del público, erró un increíble gol cabeceando sólo en el segundo palo un quirúrgico centro de Messi.


© EDICIONES EL ESQUIUDENSE Catamarca, Argentina | Contacto: elesquiudense@gmail.com - Cel.: +54 383 4017386